martes, 13 de octubre de 2009

Un año diferente

Supongo que cada año tiene algo de diferente pero este año es mas que todos los años que he vivido. En ciertas partes yo me lo he buscado y en otras, el transcurso de la vida ha hecho que sea así, curiosamente este año. Un ejemplo es que por primera vez desde que era peque he querido que viniera el otoño.
Ultimamente ansío que llegue el frío. Sé que me rectificaré cuando llegue, pero de momento quiero que venga ya. Tal vez he sido influenciada por el último libro que he leído "El sol de medianoche", si lo has leído sabrás a qué me refiero, sino, te lo recomiendo. Ya tengo ganas de ponerme la ropa de abrigo abrigo, de caminar por la calle con niebla, como si fuese la protagonista de una película de miedo o un videojuego, de entrar de la calle helada de frío para calentarme al lado de la chimenea o del radiador mientras miro el temporal de afuera por la ventana. Siento cierto agrado cada vez que oigo o miro la lluvia desde casa, mientras me tapo con la manta frente al fuego. Y a eso se le añade la nieve, que pocos años cae aquí pero siempre tienes la esperanza de que lo haga, siempre y cuando no tengas que ir a ningún sitio por la carretera, entonces nevar sería lo peor que pudiera hacer.
Otro ejemplo es que, no sé por qué, pero este año me he dado cuenta de verdad de la sociedad en que vivimos. Tenía una idea antes, una idea que pensaba que era la definitiva, pero este año esa idea ha aumentado hasta que se ha convertido en algo horrible y aplastante. Estoy obsesionada con la psicología del ser humano, incluso de los animales. Busco cualquier motivo por el cual una persona actúa de un modo. Pienso en que todos somos buenas personas en un principio y que, a medida que pasa el tiempo, determinadas circunstancias hacen que cambies mucho, ligeramente o nada. Prácticamente nadie no cambia. Pero ahora, mi teoría es que nacemos con determinadas características que nadie es capaz de cambiar. El ser humano es egoísta por naturaleza, por ejemplo, o al menos su mayoría. No creo que haya algún político que no sea egoísta. La crisis existe porque hemos llegado a un punto en que el egoísmo nos está cobrando factura. Lo triste es que a quien mas afecta es a la gente que ni siquiera a tenido la oportunidad de mostrarse egoísta. Todo el mundo cree saber qué hacer para terminar con la crisis. Pero cuanto mas pienso en cómo hacerlo, mas creo que es imposible, al menos, en una sociedad de hoy en día, en que cada dos por tres se roba el dinero de la gente que tanto les ha costado conseguir, incluso de forma legal, en que se vende a la gente productos necesarios para sobrevivir a un precio exagerado que es el doble de lo que era hace un tiempo y que cada vez aumenta mas, en donde se aprovechan de la propia crisis para ahorrarse determinadas cosas que los trabajadores pasarán por alto dada la necesidad de dinero (hablo de los empresarios), en donde la gente que tiene el poder tienen unos salarios extraexagerados que podría sacarnos de la crisis a la mayoría y mas injusticias e ilegitimidades que no podemos consentir si queremos que se termine la crisis y que sólo podemos luchar contra ellas no realizándolas, cosa imposible a personas que han sido, son y siempre serán, bajo cualquier circunstancia, unos egoísta (véase mayoría de empresarios, políticos y gente "gorda" que maneja el poder). Pero, por lo que se ve, el abuso de poder es algo con lo que no podemos luchar, porque la mayoría de la gente haría lo mismo si lo tuviera. Así es el ser humano, egoísta por naturaleza.
Me pregunto si este año ha sido el adecuado para cambiar de camino mi vida, pero ya tenía elegido este año desde antes de que empezara la crisis así que mas bien ha sido la crisis la inoportuna. Empecé mis cambios con una autoestima inmejorable, pero las oportunidades se van reduciendo y no quiero terminar con mi autoestima por los suelos. De momento, desahogarme en blog es algo que había olvidado y que acabo de recordar es muy estimulante. Y también me queda la música, que me sube mucho la autoestima, y si a eso le sumas un cantante buenísimo (por todos los lados, jejeje) la mezcla es perfecta:

video

3 comentarios:

piluna dijo...

Ánimo, nunca es tarde si el cambio es para mejor. Besos y me alegra tenerte de nuevo por aqui, siempre son estimulantes tus conclusiones y formas de ver las cosas.:)

ChusdB dijo...

¡hola otra vez, Silvia!... ¿Yesa sensación tan agradable que es meter las manos en los bolsillos donde guardas el cucurucho de papel repleto de castañas recién compradas a la castañera de la esquina? ¡ Es fantástica! ¿eh?

Falete dijo...

Pues eso del frío y el otoño lleva implícito un mensaje: tú lo que tienes es nostalgia por algo, aunque sea de tu infancia! pero no está mal mirar de vez en cuando al pasado, un besote!