jueves, 22 de octubre de 2009

Manchando el nombre del deporte

Muchas veces cuando veo las noticias pienso que la prensa informa haciendo que la gente piense lo que ellos quieren que pensemos. Hacen de víctimas o de estrellas a gente que en realidad no se lo merece.
Pero esto se aplica al fútbol mas que a cualquier cosa. Yo entiendo de fútbol como un deporte en el que los jugadores de cada equipo intentan meter el balón en la portería del equipo contrario. Pero, el fútbol se ha transformado en un negocio en el que los jugadores ganan mas que lo que gana un español en un año o en dos... o en mas, vamos. No con todo y con eso, sino que cuando estos jugadores salen al campo a jugar, seguramente después de una noche... toledana, en vez de hacer todo lo posible por llevar el balón al campo contrario o quitárselo al oponente, lo único que hacen una y otra vez es tirarse al suelo cada vez que un oponente se acerca, poner cara de circunstancias como si el dolor fuera insoportable y esperar a que el árbitro toque falta. A veces, la táctica no sale bien, pero otras les sale como anillo al dedo. Claro, que a veces es cierto que es falta, pero solo a veces, no veinte veces al minuto, que son las veces que se tiran los jugadores al suelo. Entonces una ve eso y piensa si en realidad está viendo fútbol o el juego de la croqueta (entretenimiento de los niños que consiste en dar vueltas tirados en el suelo, rebozándose). Como esto parece ser lo mas notorio del fútbol, la gente (en su mayoría hombres) que lo están viendo, cuando un jugador hace esa jugada, gritan "eso es falta, faltaaaaaaaaa, ¡menudo árbitro de mierda!" y, el que paga el plato es el árbitro en vez del jugador mentiroso en cuestión. Pero, desde luego, lo último que tienen los espectadores cuando lo ven es objetividad. Lo único que ven es que el equipo con el que van es el mejor y si un jugador de su equipo se tira al suelo, tiene que ser por culpa del jugador del otro equipo, aunque repitan la jugada a cámara superlenta y se vea claro que en realidad se ha tirado él solito.
Lejos de considerar esta... actividad como un deporte, muchos de los espectadores son presas de una rabia incontenible, con la que disfrutan manifestándola. Entonces, las casas que tienen el partido en el televisor, así como en el estadio, se llenan de insultos hacia el árbitro, los jugadores y todo personal que está detrás del negocio del fútbol. Incluso, a veces, hacen uso de la violencia. Con todo y con eso, hay que tener en cuenta que el fútbol es el "deporte" mas famoso y el que mas seguidores tiene... La prensa pone el negocio del fútbol en un pedestal, haciendo como si todo lo que acabo de contar es normal e insistiendo en que el fútbol es el mejor "deporte" del mundo.
Cuando el Real Madrid fichó a ese pavo... Chrisitano Ronaldo por una cantidad desproporcionada, lo único que la prensa se dedicó a reflejar es que era un futbolista muy bueno, que era la cantidad mas alta que se había dado por un jugador y que pasaría a la historia por ser el jugador mas caro cuando deberían haberles criticado por semejante barbaridad, pagar tanto dinero a futbolistas que manchan el nombre del deporte, cuando los científicos, biólogos y gente que trabaja para la humanidad y para salvar vidas no tienen el suficiente dinero ni para hacer su trabajo. ¿Alguien se ha preguntado de donde viene ese dinero? No me vayáis a decir que viene de las entradas, camisetas y productos oficiales del equipo. Desde luego, es algo insólito que haya venido de ahí tanto dinero. Mi opinión, dinero negro.

martes, 13 de octubre de 2009

Un año diferente

Supongo que cada año tiene algo de diferente pero este año es mas que todos los años que he vivido. En ciertas partes yo me lo he buscado y en otras, el transcurso de la vida ha hecho que sea así, curiosamente este año. Un ejemplo es que por primera vez desde que era peque he querido que viniera el otoño.
Ultimamente ansío que llegue el frío. Sé que me rectificaré cuando llegue, pero de momento quiero que venga ya. Tal vez he sido influenciada por el último libro que he leído "El sol de medianoche", si lo has leído sabrás a qué me refiero, sino, te lo recomiendo. Ya tengo ganas de ponerme la ropa de abrigo abrigo, de caminar por la calle con niebla, como si fuese la protagonista de una película de miedo o un videojuego, de entrar de la calle helada de frío para calentarme al lado de la chimenea o del radiador mientras miro el temporal de afuera por la ventana. Siento cierto agrado cada vez que oigo o miro la lluvia desde casa, mientras me tapo con la manta frente al fuego. Y a eso se le añade la nieve, que pocos años cae aquí pero siempre tienes la esperanza de que lo haga, siempre y cuando no tengas que ir a ningún sitio por la carretera, entonces nevar sería lo peor que pudiera hacer.
Otro ejemplo es que, no sé por qué, pero este año me he dado cuenta de verdad de la sociedad en que vivimos. Tenía una idea antes, una idea que pensaba que era la definitiva, pero este año esa idea ha aumentado hasta que se ha convertido en algo horrible y aplastante. Estoy obsesionada con la psicología del ser humano, incluso de los animales. Busco cualquier motivo por el cual una persona actúa de un modo. Pienso en que todos somos buenas personas en un principio y que, a medida que pasa el tiempo, determinadas circunstancias hacen que cambies mucho, ligeramente o nada. Prácticamente nadie no cambia. Pero ahora, mi teoría es que nacemos con determinadas características que nadie es capaz de cambiar. El ser humano es egoísta por naturaleza, por ejemplo, o al menos su mayoría. No creo que haya algún político que no sea egoísta. La crisis existe porque hemos llegado a un punto en que el egoísmo nos está cobrando factura. Lo triste es que a quien mas afecta es a la gente que ni siquiera a tenido la oportunidad de mostrarse egoísta. Todo el mundo cree saber qué hacer para terminar con la crisis. Pero cuanto mas pienso en cómo hacerlo, mas creo que es imposible, al menos, en una sociedad de hoy en día, en que cada dos por tres se roba el dinero de la gente que tanto les ha costado conseguir, incluso de forma legal, en que se vende a la gente productos necesarios para sobrevivir a un precio exagerado que es el doble de lo que era hace un tiempo y que cada vez aumenta mas, en donde se aprovechan de la propia crisis para ahorrarse determinadas cosas que los trabajadores pasarán por alto dada la necesidad de dinero (hablo de los empresarios), en donde la gente que tiene el poder tienen unos salarios extraexagerados que podría sacarnos de la crisis a la mayoría y mas injusticias e ilegitimidades que no podemos consentir si queremos que se termine la crisis y que sólo podemos luchar contra ellas no realizándolas, cosa imposible a personas que han sido, son y siempre serán, bajo cualquier circunstancia, unos egoísta (véase mayoría de empresarios, políticos y gente "gorda" que maneja el poder). Pero, por lo que se ve, el abuso de poder es algo con lo que no podemos luchar, porque la mayoría de la gente haría lo mismo si lo tuviera. Así es el ser humano, egoísta por naturaleza.
Me pregunto si este año ha sido el adecuado para cambiar de camino mi vida, pero ya tenía elegido este año desde antes de que empezara la crisis así que mas bien ha sido la crisis la inoportuna. Empecé mis cambios con una autoestima inmejorable, pero las oportunidades se van reduciendo y no quiero terminar con mi autoestima por los suelos. De momento, desahogarme en blog es algo que había olvidado y que acabo de recordar es muy estimulante. Y también me queda la música, que me sube mucho la autoestima, y si a eso le sumas un cantante buenísimo (por todos los lados, jejeje) la mezcla es perfecta:

video